• Jun 2013

PRESTAMO E HIPOTECA

Como todos sabemos, los bienes raíces o inmuebles tienen un alto valor, por lo cual la gran mayoría de los compradores no pagan el precio de compraventa al contado, sino que lo hacen financiados en parte con un préstamo o crédito otorgado por un banco o por otra entidad financiera. Con el objeto de garantizar el cumplimiento íntegro y oportuno de la obligación de pagar ese crédito, normalmente en la misma escritura, el comprador constituye hipoteca a favor de la entidad que financió la adquisición.

Al respecto es menester tener presente que existen dos tipos de hipotecas: las específicas y las hipotecas con cláusula de garantía general. En el caso de las hipotecas específicas, el deudor entrega el inmueble en garantía para caucionar el pago de una operación en particular. En cambio, en el caso de las hipotecas con cláusula de garantía general, el inmueble respalda cualquier deuda presente o futura contraída por el deudor con la correspondiente entidad financiera, tales como, créditos de consumo, líneas de crédito, tarjetas de crédito, etc.

Como las deudas derivadas de créditos hipotecarios son de largo plazo, es plausible que el deudor se pregunte si puede vender su casa mientras esté vigente la deuda con la entidad que financió su compra y la vivienda se encuentre hipotecada

La respuesta es afirmativa. Una propiedad hipotecada podrá siempre ser transferida a terceros. En estos casos, el banco en cuyo favor se constituyó la hipoteca debe concurrir a la escritura de compraventa como presente al acto, alzando la hipoteca ya que parte del precio de la compraventa se destinará a pagar la deuda que el vendedor tiene con dicho banco

Tratándose de hipotecas con cláusula de garantía general es necesario además, que el vendedor proceda a pagar el total de las referidas deudas adicionales contraídas con el banco.

El trámite del alzamiento de la hipoteca puede no estar vinculado a una operación de compraventa de la vivienda, sino solamente ser consecuencia del pago total de la deuda hipotecaria. En este caso, el deudor debe solicitar el otorgamiento de la escritura de alzamiento al banco, luego de lo cual dicha escritura debe ser inscrita en el correspondiente Conservador de Bienes Raíces, con lo cual la propiedad queda libre de hipoteca.

Llámenos al (+562) 2214 2525

Déjanos hacerlo fácil

Ir a contacto