• Sep 2011

Falleció mi marido, tengo 3 hijos mayores de 18 años. Tenemos una casa a nombre de él con deuda hipotecaria y deseamos venderla. ¿Qué debemos hacer?

Por el sólo fallecimiento de una persona se produce el efecto de la delación de la herencia, que consiste en que en el mismo momento del fallecimiento los herederos pasan a ocupar el lugar que tenía el causante, y por ende todos sus derechos y obligaciones.

Ahora bien, para que los herederos realmente asuman su calidad de tales se necesita que se haya decretado la denominada posesión efectiva de la herencia de la persona que falleció. La posesión efectiva es una resolución de los Tribunales de Justicia o del Servicio de Registro Civil que declara oficialmente quienes son los herederos, es decir, quienes pasan a ser propietarios de sus bienes, asumen sus derechos y se hacen cargo de sus obligaciones.

Si el causante ha dejado testamento, la sucesión se llama testada y se tramita ante los tribunales de justicia. Por el contrario, si el causante no ha dejado testamento, la sucesión se denomina intestada y se tramita ante el Registro Civil.

La tramitación de la posesión efectiva termina con el pago del impuesto de herencia o con la declaración por parte del Servicio de Impuestos Internos de que esta se encuentra exenta del pago del impuesto, lo cual dependerá del monto de las correspondientes asignaciones testamentarias.

Una vez terminada dicha tramitación se procede a inscribir el inmueble en el Conservador de Bienes Raíces del lugar donde está situada la casa a nombre de todos los herederos. En este caso, se inscribirá a nombre de la cónyuge sobreviviente y de sus tres hijos, pues los cuatro son los herederos del causante.

Por otra parte, y en forma paralela a la tramitación de la posesión efectiva, cualquiera de los herederos debe comunicar el fallecimiento del causante al banco o institución financiera para efectos que opere el seguro desgravamen. Así, el banco solicitará a la correspondiente compañía de seguros que proceda a liquidar el seguro y pagar el total de la deuda hipotecaria del causante. Una vez pagada dicha deuda por la compañía de seguros, el banco tendrá que extender la correspondiente escritura pública de alzamiento de hipoteca, la cual posteriormente se deberá llevar al Conservador de Bienes Raíces para que este último cancele la inscripción y así el inmueble quede libre de hipotecas y gravámenes.

En conclusión, una vez terminada la tramitación de la posesión efectiva y habiéndose hecho efectivo el seguro de desgravamen, podrán vender la casa. La cual, deberá ser vendida por todos los herederos actuando en forma conjunta.

Llámenos al (+562) 2214 2525

Déjanos hacerlo fácil

Ir a contacto