• Mar 2011

¿Qué son las contribuciones de bienes raíces y cuando se pagan?

Las contribuciones son un impuesto que afecta a los bienes raíces, inmuebles o propiedades. Constituyen el denominado impuesto territorial y se aplica a todo tipo de casas, departamentos, sitios y demás propiedades urbanas y predios agrícolas.

El monto de las contribuciones constituye un porcentaje del avalúo fiscal de la respectiva propiedad, determinado por el SII. En términos generales respecto de los bienes no agrícolas destinados a la habitación la tasa asciende al 1,4% anual.El monto de las contribuciones constituye un porcentaje del avalúo fiscal de la respectiva propiedad, determinado por el SII. En términos generales respecto de los bienes no agrícolas destinados a la habitación la tasa asciende al 1,4% anual.

El correspondiente monto se cobra en cuatro cuotas durante el año, las cuales vencen a fines de abril, junio, septiembre y noviembre de cada año.

¿Se puede comprar o vender un inmueble mediante un poder?

Por regla general una persona ejecuta en forma personal todos los actos y contratos que vayan a producir efectos en su propio patrimonio. No obstante, la ley establece la posibilidad que otra persona, denominada apoderado o mandatario, los lleve a cabo en su representación.

La compra o venta de un bien raíz, como contrato que es, puede ser realizada a través de un mandatario o apoderado con facultades expresas para comprar o vender en su caso, o bien mediante, un mandato o poder general, que son aquellos en que se otorgan al mandatario o apoderado amplias facultades, para celebrar toda clase de actos y contratos.

El mandato para comprar o vender bienes raíces, sea que se trate de un poder especial o de un poder general, debe ser efectuado por escritura pública otorgada ante Notario Público.

Si se trata de la compra de un inmueble con crédito bancario, es necesario que el representante del comprador tenga además de la facultad de comprar las facultades de convenir préstamos o mutuos, constituir hipotecas y prohibiciones. Por el contrario, si se trata de una venta el apoderado deberá contar con poder para entregar materialmente la propiedad y en ambos casos tener facultades de convenir todas las cláusulas propias de los contratos de compraventa de bienes raíces.

El poder para vender implica necesariamente que el apoderado cuenta con poder para cobrar y percibir el precio.

Llámenos al (+562) 2214 2525

Déjanos hacerlo fácil

Ir a contacto